• "Mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo".
  • Preparacionismo y niños

  • Los preparacionistas somos individuos que se toman muy en serio su supervivencia y la de las personas a su cargo. Cuando se trata de un grupo familiar integrado por adultos la situación es más simple pues se sobreentiende que cada uno de ellos estará en capacidad de cuidarse. Por el contrario cuando existen niños las cosas cambian  pues dependiendo de la edad la dependencia puede ser completa.

    Ayudar a crear en los niños mas mayorcitos algunas habilidades mínimas que le ayuden a sobrevivir, es un tema que a veces genera controversia. A continuación desarrollaremos algunas ideas asociadas a la conveniencia de  hacerlo y algunas formas de hacerlo.

    ¿Hay que inculcar el preparacionismo a los niños?

    Esta es la pregunta que muchos se formulan y que a otros escandaliza tan solo de escucharla.  Unos priorizan la seguridad de los niños, en tanto que los otros abogan por su salud mental. Y ambos tienen razón, pues para crear habilidades de supervivencia no es necesario aterrorizar a los pequeños con relatos de situaciones que les harán tener horrible pesadillas cuando se van a dormir. La clave está en hacerles ver algunas cosas simplemente endulzándolas  y quitándoles la dosis de crudeza.

    La autoprotección forma parte del papel que como padres nos toca jugar y está presente en muchas de las cosas que hacemos casi sin pensar. Cuando le enseñamos a un pequeño las medidas de precaución a tomar al  cruzar una calle, le estamos enseñando a cuidar de sí mismo. Al realizar simulacros de desalojos por incendios o terremotos en las escuelas, les estamos dando herramientas de supervivencia. De esto es de lo que se trata, de hacerles independientes y de prepararlos para la vida.

    Justamente esto es el objetivo del preparacionismo, disminuir los efectos de los eventos que no podemos evitar. Tener a la mano los conocimientos sobre las técnicas más apropiadas para sobrevivirlos y no transmitirlos a nuestros hijos, es simplemente irresponsable.

    El Preparacionismo puede ser visto como un juego

    Iniciar a un niño en el preparacionismo es mucho más divertido de lo que puede suponerse. La complejidad de la filosofía que lo sustenta puede dejarse para más adelante y enfocarse en la parte práctica para comenzar. ¿Que pequeño no disfruta de una salida al aire libre a cocinar algún alimento o a pescar en compañía de su padre? de hecho pude convertirse en un momento único de compenetración, al mismo tiempo que aprende herramientas útiles para mantenerse a salvo. Estas actividades pueden incluso convertirse en formas de propiciar la integración grupal al participar en campamentos. Es así como de una forma sana  y divertida, conociendo gente y pasándola genial, se adquieren destrezas que pueden hacer la diferencia a la hora de un evento caótico.

    ¿Deben saber los pequeños que sus padres son preppers?

    Esta es una información que debe esperar hasta que los pequeños tengan la edad y madurez adecuada para comprender lo que esto significa. La razón es la indiscreción natural de los niños, lo que les puede llevar a comentar con extraños los lugares seleccionados como refugios o los depósitos de alimentos y suministros. Todo preparacionista  sabe que lo mejor es pasar inadvertido, convertirse en un hombre gris, por lo que no es aconsejable revelar este dato  a los hijos.

    Libros de preparacionismo para niños.

    Despertar el interés de nuestros hijos en el preparacionismo puede conseguirse con la ayuda de algunas herramientas divertidas, como por ejemplo la literatura. La novela juvenil Robinson Crusoe es un buen comienzo.

    Obtener un ejemplar de la obra de Daniel Defoe no presenta hoy en día ninguna dificultad pues hasta es posible descargarla gratuitamente de manera legal.  El relato se centra en la forma como un naufrago sobrevivió en una isla desierta por 28 años. Hay que tomar en cuenta que el libro fue escrito en el siglo  XVIII, por lo que algunas de las prácticas narradas pueden verse como algo impensable en la actualidad.

    Otro libro que al ser más actual, quizás resulte más atractivo para las nuevas generaciones que sentarse a leer una novela de tres siglos de antigüedad, es el escrito por el famoso youtuber Mike. Se titula “Sobrevive al fin del mundo con un poco de suerte y mucha ciencia” y  va en la misma onda de sus videos, enfocándose en cómo sobrevivir en un mundo arrasado por una lluvia de meteoritos aplicando la ciencia y bueno porque no decirlo, también algo de  buena fortuna.

    Cualquiera sea la elección, sin duda alguna será una buena manera de adentrarse en el preparacionismo con diversión

    Las asociaciones juveniles de senderismo, una buena forma de adentrarse en el preparacionismo

    En todas partes del mundo existen estas asociaciones que educan en valores de solidaridad y trabajo en equipo, al mismo tiempo que fomentan el amor por la naturaleza. Para los chicos con espíritu aventurero son fantásticas y aunque su objetivo no sea el encaminarlos en el preparacionismo, si que les da herramientas para defenderse por sí mismos en un ambiente natural. Eso sí cuídese de seleccionar una de trayectoria y renombre, pues no se trata de dejar la seguridad de nuestros hijos en manos de cualquier organización.

    Habilidades de supervivencia básicas que todo niño debería adquirir:

    Algunos de los aprendizajes que le dejaran el participar en estas asociaciones son los siguientes:

    Orientarse mediante un mapa, una brújula y hasta mediante un GPS para no perderse en un camino

    Curar una herida hasta recibir ayuda. Se le enseñará a mantener la calma, a desinfectarla utilizando el maletín de primeros auxilios y a cubrirla con una venda.

    Prender fuego para calentarse o cocinar y mantenerlo controlado.

    Prepararse sus alimentos, cosas sencillas pero muy útiles aun al regresar a casa y tener algo de independencia.

    Utilizar cuchillos sin riesgo de resultar lesionados

    Montar tiendas de campaña o refugio para pasar la noche

    Nadar, pescar, hacer una llamada al servicio de emergencia y hasta como anudar cuerdas.

    Al repasarlas se habrá dado cuenta de que todas ellas forman parte de lo que debe saber hacer alguien con deseos de convertirse en un preparacionista y si al final no es así, igual le ayudaran a crecer de manera segura.

  • Artículos Relacionados