• "Mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo".
  • Fuego

  • El aire (oxigeno) y el agua son dos elementos claves para todo individuo que se encuentra en una situación de supervivencia y a estos elementos debemos añadirles otro que igualmente es vital para la vida de los seres humanos: el fuego.

    Los preparacionistas conocen la importancia del fuego para la supervivencia, ya que dicho elemento ofrece diversos usos altamente beneficiosos tales como brindar un método seguro para la potabilización del agua, generar el calor apropiado para nuestro refugio o para cocinar alimentos.

  • Todos los aficionados al mundo prepper conocen cada una de las utilidades que podemos brindarle al fuego (desde calentarnos a cocinar, pasando por la defensa contra animales, la propia luz que ofrece una llama y todos esos elementos que se saben por pura lógica) ya que los manuales de supervivencia y preparacionismo resaltan la relevancia de contar con medios y herramientas para producir fuego, no obstante, uno de los errores que cometen dichos manuales de su survivalismo ofrecen una gran variedad de técnicas para generar fuego algunas de las cuales son realmente imposibles e inútiles.

    En los siguientes párrafos desglosaremos las técnicas, métodos y formas más fáciles de iniciar una vibrante llama de fuego, teniendo en cuenta que mencionaremos como ultimo recurso los menos recomendados por su grado de dificultad y eficacia, pero que igualmente pueden ser utilizados para la búsqueda del elemento.

  • Tecnicas para hacer fuego

  • Técnicas sencillas para hacer fuego:

    • Cerillas: Estar preparados ante las situaciones de crisis, catástrofes o emergencia es el objetivo de todo preppers, por lo que una de las prioridades debe ser tener una reserva de cerillas. Los fósforos o cerillas son sin lugar a duda uno de los productos más útiles para encender un fuego, ya que con frotarlos contra el rascador generamos instantáneamente una estupenda llama que nos permitirá hacer la ignición del combustible o la hoguera.
    • Mechero: Una herramienta económica, simple pero sorprendentemente útil son los mecheros, los cuales gracias al combustible que poseen internamente provocan con una pulsada el fuego que necesitamos de forma inmediata. Existen los llamados chisqueros, que son encendedores que no disponen de combustible ya que consisten en una mecha de algodón y una piedra magnesio que generan una chispa útil para iniciar, por ejemplo, el fuego de una fogata.
    • Encendedor del coche: Si aún contamos con nuestro vehículo en la situación de emergencia, podemos aprovechar uno de los gadgets que poseen la mayoría de los coches el cual es un encendedor destinado para que los conductores puedan encender sus cigarrillos. Con este mechero del automóvil podemos iniciar fuegos teniendo en cuenta que la batería del vehículo debe estar cargada.
  • Métodos más complejos para hacer fuego:

    • Lupa: Las lupas o el fondo de las botellas de vidrio poseen un cristal convexo que al ser expuesto a los rayos solares pueden concentrar los mismos en un único halo de luz poderoso y mucho más caliente. Con este rayo de luz concentrado podemos calentar una superficie determinada, preferiblemente un material capaz de servir como el combustible para el fuego como la yesca o ramas secas de un árbol hasta que el calor carbonice y posteriormente encienda el fuego que necesitamos sobre el material. Este método requiere de paciencia ya que puede tardar algunos minutos en que se produzca la ignición que buscamos. Si no cuentas con una lupa o cristal, puedes utilizar un preservativo lleno de agua que al moldearlo de forma esférica puede cumplir la función de una lupa.
    • Ferrocerio: Es una de las herramientas más famosas entre los campistas o amantes del survivalismo, consiste en una parte metalica  que rasca una piedra de una aleacion artificial que genera chispa (se compone de hierro, cerio, lantano, neodimio, praseodimio y magnesio). Al accionarlo generando una chispa capaz de iniciar fuego en yesca o cualquier otro elemento potencialmente ignifugo. Su aplicación más famosa es la de su uso como iniciador de la ignición del gas en los mecheros modernos. Este método ha sustituido al antiguo pedernal.
  • Formas difíciles para hacer fuego:

    • Frotar madera: Destacar la mítica técnica de friccionar dos trozos de madera para prender fuego. Es una técnica científicamente comprobada, sin embargo, el fracaso de muchas personas que intentan utilizarla se debe a la ejecución de una técnica inadecuada y al uso de materiales inapropiados. Existen muchos métodos para llevar a cabo esta técnica, sin embargo, lo importante es tener un trozo de madera seca en el cual realizaremos un pequeño agujero para insertar la rama o el palo de madera delgado que giraremos rápidamente en este canal. Al detectar el menor vestigio de fuego debemos añadir rápidamente yesca para avivar las llamas del fuego que hemos creado.
    • Uso de baterías: Para concluir, podemos mencionar otro de los complicados métodos que representan una de las ultimas opciones que el preparacionista debe contemplar en situaciones extremas donde no se puedan llevar a cabo los métodos anteriormente descritos que son mucho más recomendables. La técnica para generar una chispa con baterías es sumamente fácil, pero puede ser peligrosa. Solo tenemos que lograr que los dos terminales de las pilas entre en contacto, a sea a través de cables, conductores o al frotar ambos lados de forma simultánea en un trozo de papel aluminio, añadiendo además un trozo de papel normal para que este funcione como yesca para el fuego.
  • Generar una fuente de calor es una de las habilidades que todo preparacionista debe conocer y dominar adecuadamente, ya que podemos encontrarnos en situaciones extremas en las cuales no disponemos de encendedores o mecheros y por ende es vital conocer las formas y técnicas para producir fuego, el cual es gran utilidad para la supervivencia ya que nos permite generar calor para aclimatarnos durante las frías noches, para la cocción de alimentos, para hervir agua o para ahuyentar animales salvajes potencialmente peligrosos.

    Desde los inicios de nuestra especie el ser humano ha buscado las distintas maneras y formas de generar fuego, por lo que al no contar con un encendedor disponemos de un gran número de métodos y técnicas para producir fuego que nos han legado nuestros antepasados los cuales no contaban con las herramientas y artilugios modernos.

    Daremos una breve reseña de los métodos artesanales con los cuales podemos hacer fuego sin depender de mecheros o encendedores:

    • Fricción: Consiste en frotar a alta velocidad y de forma continúan un elemento sobre otro que puedan servir de combustible, por ejemplo, dos ramas secas de un árbol.
    • Percusión: Con el uso de un eslabón y un pedernal podemos generar la chispa que nos permite encender un trozo de papel o madera al golpear de forma dinámica estos objetos entre sí.
    • Arco eléctrico: Con la electricidad es posible producir fuego al generar con dos conductores de una batería un arco eléctrico, sin embargo, es necesario tener las precauciones necesarias ya que la electricidad posee sus peligros y riesgos específicos.
    • Sol: El calor de los rayos solares puede ser aprovechado para producir fuego, para ello utilizaremos un elemento que concentre refleje los rayos solares para orientarlos hacia un objeto que sirva de combustible para el fuego como papel o ramas de árboles. Dicho objeto puede ser una lupa o una pieza de espejo o cristal.
    • Efecto Joule: Para crear calor con energía eléctrica podemos diseñar un circuito eléctrico en el cual la corriente circule a través de un conductor, lo cual genera que los electrones de la energía produzcan calor gracias a la energía cinética de los mismos.
    • Cerillas: Finalmente, si no disponemos de encendedor nos sería realmente útiles los fósforos o cerillas, los cuales son uno de los productos más utilizados por campistas y a nivel doméstico para realizar el encendido de estufas, calentadores, calderas o cualquier tipo de combustible.