• "Mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo".
  • Armas y defensa

  • Si emprendes una discusión o charla con un ciudadano norteamericano con respecto a supervivencia, es altamente probable que este enfatice de forma reiterada la importancia de tener un medio de protección eficaz como lo son las armas de fuego. Estados Unidos es sin lugar a duda la nación que más posee arraigado el uso y porte de armas de fuego, teniendo en cuenta que incluso algunos de sus ciudadanos sobreviven totalmente de la caza.

    En Europa, y específicamente en España el uso armas de fuego posee regulaciones mucho más estrictas al igual que las actividades de cacería. No obstante, en situaciones adversas como desastres naturales, catástrofes, guerras o crisis puede llegar a resultar muy útil el uso de armas de fuego no solo para la cacería de animales que nos permitan tener un sustento alimenticio sino también para la defensa personal, ya que durante las hecatombes o contextos de emergencia social probablemente no podremos contar con los servicios de las autoridades de protección civil.

    Se estima que en los Estados Unidos existen un arma domestica por cada habitante del país, es decir, más de trescientos millones de armas con licencia doméstica, cifra que supera por mucho los números de armas domestica de los países europeos. Igualmente, es importante tener en cuenta que, en contexto de un conflicto de carácter bélico como las guerras, la guardia civil tiene el derecho de requisar y decomisar las armas y municiones de sus habitantes, lo que te deja desprovisto de tu arma durante la situación de emergencia en cuestión.

    Un arma que podemos tener y que en el contexto de una guerra no sería requisada por las autoridades son los sprays de pimienta, picanas eléctricas, yawara, pistolas detonadoras, entre otras armas que logran aturdir o neutralizar de forma eficientes los posibles agresores con los cuales tengamos que lidiar durante la crisis.

    Podemos recurrir a elementos de defensa personal antiguos y rudimentarios en situaciones de supervivencia si las armas de fuego no están disponibles, tales como espadas, tirachinas y arcos. Aunque no lo creas para portar un arco se necesita una licencia sin embargo esta es mucho más fácil de conseguir que una licencia de armas de fuego.

    Si eliges el arco como tu arma de defensa te recomendamos que adquieras de forma progresiva las habilidades que se requieren para usar el mismo las cuales lograras con la practica continua. Las ballestas representan otra opción interesante y al igual que los arcos necesitan licencia.

    Teniendo en cuenta el tipo de licencia si se encuentra regulada en el ámbito de las armas de fuego, las escopetas de perdigones si bien se presentan como una opción atractiva por el accesible precio de sus municiones, solo funcionan para la caza mayor y menor dependiendo de la munición usada.

    Nadie duda que las armas de fuego propiamente dicha son la mejor opción tanto para la defensa como para la cacería en situaciones de emergencia. Todos los expertos en supervivencia consideran que la mejor arma para la supervivencia y para iniciarse en el mundo de las armas de fuego son las pistolas calibre 22, ya que son más económicas que los modelos nueve milímetros y logran cumplir el objetivo de cazar presas de tamaño considerable y proteger de todo tipo de amenazas al usuario de la misma.

    Para tener una pistola calibre 22 es necesario cumplir con las regulaciones del estado, entre ellas obtener la licencia para el uso de la misma y estar federado, lo cual cuenta unos cuatrocientos euros aproximadamente. Un arma de calibre 22 es fácil de portar y puede fácilmente llevarse a todos los lugares en donde el superviviente desee dirigirse manteniéndola de forma oculta para estar totalmente preparado ante cualquier tipo de circunstancias inesperadas.

  • Articulos relacionados sobre Defensa

  • Cargar más artículos