• "Mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo".
  • ¿Cuáles son los errores que todo preparacionista debe evitar?

  • Errar es de humanos, eso es más que sabido, pero cuando se aspira ser un preparacionista es muy importante concentrarse en evitar cometer algunos errores, que pueden echar por tierra hasta el plan más detallado y mejor pensado, para poner en práctica ante una catástrofe natural o un desplome de la economía mundial.

    Aunque el refrán dice que nadie aprende en cabeza ajena, la verdad es que un prepper no puede permitirse ese lujo, de allí que debe saber cuáles son los grandes errores que otros han cometido y prepararse conscientemente para evitarlos.

    Ya sea que se encuentre en la fase inicial de convertirse en un preparacionista o que ya sea uno avanzado, siempre habrá conocimientos que otros tengan que le pueden ser de utilidad en la tarea de protegerse a sí mismo y a su grupo familiar.

    El mayor error que puede cometer un preparacionista es dejarse llevar por el sesgo de normalidad, que no es más que no hacer nada. Siempre hay cosas que hacer y por aprender, pues cuanto mejor nos preparemos más posibilidades de supervivencia tendremos.

    Errores a evitar por los preparacionistas: Huya del sesgo de normalidad

    Hay quienes creen que pensar en lo que puede pasar es ser fatalista y por ello confían en que nada les pasará o en que aún si algo llegará a suceder, no les afectará mayormente. No importa cuanta evidencia tengan ante sus ojos sobre las posibilidades de ocurrencia de un sismo, una inundación, un tornado, etc. Un preparacionista no puede permitirse caer en este error, siempre debe hacer algo para estar preparado para sobrevivir.

    Errores a evitar por los preparacionistas: Mantener todas sus provisiones en un solo lugar.

    Confiar en un único lugar, por bueno  que sea, para ocultar las provisiones y recursos de supervivencia, no es una buena idea. Un preparacionista debe entender la importancia de diversificarse. Tener algunas cosas en el coche, otras en la casa, algunas mas en el refugio, es la forma correcta de asegurarse de tenerlas al alcance sin importar donde esté cuando ocurra un desastre.

    Errores a evitar por los preparacionistas: Decir a los cuatro vientos  que es un prepper o preparacionista.

    Las personas cambian en momentos extremos, cuando se trata de sobrevivir son capaces de hacer cosas que nunca se hubiesen imaginado. Es posible que crea que sus vecinos son los mejores y quizás lo sean, pero cuando se acaben el agua y los alimentos y no los consigan ¿cree que se quedaran de brazos cruzados sabiendo que frente a su casa alguien tiene reservas almacenadas? No es que hayamos perdido la fe en la humanidad es que se trata de supervivencia.

    Las únicas personas que deberían saber que eres un prepper son tu familia y un grupo de amigos muy unidos. Decirles a todos los que conoces que eres un prepper se convertirá en un problema cuando comiencen a perseguirte en una situación caótica, para conseguir tus alimentos, agua, refugio etc.

    Si no quieres ser objeto de ataque para obtener lo que te ha tomado tanto tiempo y trabajo almacenar, no reveles esta información sino a un grupo muy privilegiado de personas. Resérvala para la familia y los amigos más cercanos, aquellos en quienes confíes plenamente.

    Errores a evitar por los preparacionistas: Restar importancia a la higiene personal

    No importa cuánto se haya preparado para sobrevivir, todo eso puede no servir de nada si llegase a contraer una enfermedad. Claro que en una situación de caos tras una catástrofe es más difícil conservar la higiene, pero debe esforzarse por prestarle toda la atención y por incluir en su kit de emergencia los artículos esenciales para hacerlo como son el agua, el jabón, el papel higiénico y la pasta de dientes. Procure además tener un maletín de primeros auxilios donde incluya antibióticos para contrarrestar alguna infección.

    Errores a evitar por los preparacionistas: Falta de conocimiento

    Lograr la supervivencia supone el adquirir una serie de conocimientos y habilidades que le ayuden a sortear las múltiples situaciones que deberá enfrentar. Un preparacionista no puede ni siquiera pensar en tener éxito en la protección personal y de su grupo familiar si no está bien preparado.

    Errores a evitar por los preparacionistas: Priorizar los suministros sobre las habilidades.

    Tener un buen stock de alimentos, agua y otros suministros es lo correcto eso no está en duda, el problema es que pasaría si a consecuencia del desastre todos ellos desaparecieran. ¿Hasta allí llegarían sus intentos de supervivencia? Seguro que no es así y de inmediato le vienen a la mente todos los manuales de supervivencia que conserva en algún archivo del ordenador o algún libro que mantiene en la biblioteca. Considere sin embargo que también ellos pudieran resultar inaccesibles producto del evento naturales que se esté presentando y en ese caso tan solo podrá recurrir a las habilidades de supervivencia que ya haya adquirido y que conserva en su memoria.

    Errores a evitar por los preparacionistas: No tener   suficiente agua potable acumulada

    Muchas veces hemos visto casos de preparacionistas que tienen un buen inventario de enlatados y alimentos secos, almacenados con total orden y que han calculado que son suficientes para sobrevivir hasta un semestre entero, pero cuando se les pregunta por el agua resulta que como mucho les alcanzará para unos diez días. Es verdad que siempre se puede potabilizar la que se obtenga de algún rio o lago, pero dado que no hay garantía de tenerlos cerca lo mejor es prever que la cantidad alcance para el mismo tiempo que los alimentos, pues siempre se puede sobrevivir mas días ingiriendo solo agua, que consumiendo solamente comida.

    Errores a evitar por los preparacionistas: Almacenar comida sin tomar en cuenta la variedad.

    Cuando se comienza a almacenar la comida es cuando verdaderamente nos damos cuenta de la escasa variedad de alimentos que no requieren de mucha preparación. Algunos piensan que es suficiente con comprar granos enlatados, harina, pasta, arroz, azúcar y sal. La verdad es que en lo posible debe intentar hacerse apertrecharse con algo más de variedad, de modo que la  dieta resulte equilibrada. Incluya también proteínas animales, salvo que sea vegetariano, pues de lo contrario su cuerpo no responderá bien ante un cambio tan severo del tipo de alimentación.

    Errores a evitar por los preparacionistas: No probar la comida antes de almacenarla

    Al comenzar a rellenar la despensa con la comida para situaciones de emergencia es importante probarla previamente, pues podría pasar que el sabor de alguna marca de enlatados nos desagrade o que inclusive no nos siente bien. De allí la importancia de ir probando los alimentos, al mismo tiempo que se aprovecha para mantener el stock sin productos caducados. Es también una forma de ir acostumbrando al cuerpo a consumir ciertos productos que de no ser así seguro que ni nos llevaríamos a la boca. Otro asunto importante es aprender a utilizar esos productos como la harina, que los manuales de supervivencia siempre aconsejan incorporar en el almacén y que luego no tenemos ni idea de qué hacer con ella.

    Errores a evitar por los preparacionistas: No incluir suficientes suplementos vitamínicos.

    Si en la vida normal son muchas las personas que mantienen una dieta pobre en algunas vitaminas, ya sea por el ajetreo diario o por verse obligadas a comer siempre en la calle, imagínese lo que ocurrirá cuando no solo sienta unos niveles de angustia y estrés que pondrán en jaque a su sistema inmunológico,  sino que además se vea sometido a una importante cantidad de esfuerzo físico. Asegúrese por lo tanto de mantener almacenada una cantidad suficiente de vitamina C y algún otro suplemento que contenga magnesio y acido málico, que favorecen la relajación de los músculos luego de un esfuerzo sostenido, aumentan la energía y regulan el metabolismo.

    Errores a evitar por los preparacionistas: No involucrar a la familia

    Saber cómo actuar en caso de desastre es algo que debe involucrar a toda la familia pues por mucho que el preparacionista se haya encargado de todo y sepa siempre cual es el siguiente paso, lamentablemente nada asegura  que sea inmortal y si llegase a ocurrirle algo, el resto quedará a la deriva sin saber cómo continuar.

    Entendemos que no todos muestren interés en estas actividades y que incluso los más pequeños no tengan la madurez para comprender todo a cabalidad, mas sin embargo siempre hay cosas en las que pueden ayudar y habilidades que todos pueden desarrollar. Si no le parece adecuado no tiene porque ponerles a  diseñar un plan de supervivencia o a armar una mochila de emergencia, pero es indispensable que les enseñe como actuar ante terremotos, huracanes, inundaciones y otros desastres naturales.

    Errores a evitar por los preparacionistas: Comprar equipamiento a ciegas.

    Tomarse el tiempo para leer las reseñas y especificaciones de los productos que pretende comprar en línea, es un asunto vital pues no hacerlo puede llenarle la casa de productos que no tienen las prestaciones que esperaba o que no se ajustan a las condiciones extremas donde pretende utilizarlos. Afortunadamente hay una cantidad de sitios en la red del tipo: ¿Qué mirar a la hora de comprar un saco de dormir? , Los cinco mejores cuchillos de supervivencia o Comparativa de las mejores mochilas de emergencia, que siempre son de gran ayuda. Ahorran tiempo y nos proporcionan los pros y contras de cada producto.

    Errores a evitar por los preparacionistas: Prepararse para un solo tipo de desastre por considerarlo mas probable

    Un preparacionista debe estar siempre listo, preparado para sobrevivir y eso no podrá hacerlo si no ha considerado los distintos tipos de eventos catastróficos que pueden llega a ocurrir. Cada uno de ellos solo puede ser superado con éxito si se ha estructurado un plan con las medidas a tomar antes, durante y después de cada uno; que por cierto aunque pueden guardar similitudes en muchas cosas también difieren radicalmente.

    Errores a evitar por los preparacionistas: No ir renovando periódicamente sus alimentos y agua.

    Los alimentos caducan, de allí la importancia de mantener un inventario bien controlado. La mejor manera es rotar los alimentos e ir consumiéndolos en la medida que se acercan sus fechas de vencimiento, de este modo tendrá dos beneficios, por un lado ir’ probando cada alimento que compre para ver si resultan de su agrado  y por el otro no se encontrará a la hora de una emergencia con un montón de latas que ya no pueden consumirse por haber expirado.

    Errores a evitar por los preparacionistas: tener un único plan

    ¿Cuántas veces ha escuchado que nada sale según lo planeado? miles quizás y seguro hasta se ha dado cuenta de lo cierto que resulta este dicho. Si esto ocurre en situaciones más o menos controladas, imagine lo que sucederá cuando nada tenga sentido. Es por ello que un preparacionista siempre deba tener un plan “B” y tal vez hasta un C y un D

    Errores a evitar por los preparacionistas: descuidar otros asuntos importantes.

    Son muchos los asuntos que un preparacionista debe controlar de allí que sea un error descuidar la dotación del botiquín de primeros auxilios o el no haber pensado en las armas para cazar o en cómo construir un refugio utilizando tan solo los recursos que el entorno le ofrece. Ser preparacionista necesita estudio e investigación

  • Artículos Relacionados