• "Mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo".
  • ¿Qué artículos necesitamos tener?

  • El día en el que decidas prepararte para cualquier tipo de situación de emergencia notaras que existen muchas formas de preparación y esto puede llegar a confundirte. Debemos organizarnos para conocer cuáles son los pasos secuenciales con los cuales lograremos estar totalmente preparados y para ello es necesario conocer los distintos niveles de preparación que existen, ya que de esta forma actuaremos de forma más organizada.

  • Niveles de Preparación

  • Nivel I de Preparación

    El primer nivel de preparación representa un esquema básico que nos permitirá sobrevivir durante una semana o siete días, por lo que consiste en recaudar una serie de suministros esenciales y básicos:

    • Comida no perecedera.
    • Herramientas para abrir alimentos enlatados.
    • Agua suficiente según el número de personas (Un solo individuo necesita un galón diario de agua).
    • Suplementos de higiene personal.
    • Herramientas y artículos de iluminación como velas, encendedores, linternas.
    • Radio y baterías.
    • Botiquín de primero auxilios.
    • Suministros adicionales para niños, mascotas o adultos de la tercera edad en caso de ser necesarios.

    En este sentido es importante tener en cuenta cuantas personas conformaran el plan de preparativos que estamos diseñando, para ello debemos conocer no solo el número de personas que integran nuestra familia sino también las necesidades de cada individuo, ya que si por ejemplo, en nuestro hogar residen adultos de la tercera edad que requieren terapias medicas continuas con equipos médicos eléctricos como los sistemas de oxigenación necesitaremos un generador de energía que nos garantice la energía eléctrica necesaria durante los siete días.

    De igual forma, si ya hemos suplido los suministros esenciales anteriormente mencionados podemos agregar otras herramientas que nos pueden facilitar la supervivencia tales como una estufa de gas propano y manuales de primeros auxilios.

  • Nivel II de Preparación

    Cuando se habla de un segundo o nivel dos de preparación se hace referencia a un plan destinado para la supervivencia durante alrededor de treinta días o un mes, por lo que, en teoría, consiste en multiplicar todos los preparativos que habíamos realizado en el Nivel I. En lo que respecta a los alimentos tendremos que aumentar los suministros multiplicando exponencialmente los mismos por cuatro semanas, es decir, si en el Nivel I se habían contemplado por ejemplo 7 latas de atún para un individuo en una semana, es decir, una lata diaria, en el Nivel II tendrás que almacenar alrededor de 30 latas de atún para dicho individuo.

    El ejemplo anteriormente mencionado debe ser reproducido con el suministro de agua el cual también debe ser multiplicado, no obstante, esto puede resultar realmente difícil tener en nuestro inmueble una forma de almacenar una gran cantidad de litros de agua, por lo que, te recomendamos adquirir un método o sistema purificador de agua.

    Los suministros que debemos recolectar para estar preparados son básicamente como ya se mencionó en el Nivel I, los cuales en este caso prepararemos para veintiún días mas a diferencia de los siete días que contemple el primer nivel.

    No obstante, en el Nivel II se recomienda añadir nuevas herramientas o artículos que podían ser prescindibles en el Nivel II, pero que en este nivel resulta importante garantizarlos tales como:

    • Asador o estufa de gas.
    • Combustible.
    • Generador eléctrico.
    • Herramientas para crear fuego tales como encendedores.
    • Velas y baterías suficientes para treinta días.

    Las crisis o situaciones de emergencia que se prolongas durante un mes suelen ser eventos que pueden tornarse peligrosos y violentos dado a la necesidad de las personas durante esta difícil época o crisis los cuales pueden llegar a cometer agresiones en pro de la supervivencia, por lo que resulta conveniente estar preparados con sistemas y herramientas de protección y defensa personal.

  • Nivel III de Preparación

    En el tercer nivel de preparación tendremos que recolectar suministros para tres meses o noventa días, es decir, para situaciones de emergencia o de crisis que se prolonguen muchos días más que el segundo y primer nivel. Evidentemente, la cantidad de alimentos o comida que almacenamos en el Nivel II deberá ser triplicada, no obstante, te recomendamos que en este caso almacenes alimentos no perecederos variados ya que sobrevivirás de los mismos durante un largo periodo de tiempo.

    En cuanto al agua, en este caso se requería al menos 180 litros de agua por persona y teniendo en cuenta que el promedio de integrantes de una familia es de cuatro a cinco personas, resultara muy difícil encontrar la forma de almacenar esta gran cantidad de líquido, por lo que te recomendamos guardar agua para los primeros días y encontrar la forma de tener un método para recolectar el agua de la lluvia y potabilizar la misma.

    En lo que respecta a la energía, sucede algo similar a los suministros de agua, ya que almacenar combustible o gas para tres meses resulta imposible y peligroso para la mayoría de las personas, por lo que te recomendamos que consideres fuentes de energía renovable tales como la energía solar o eólica.

    En el tercer nivel de preparación debes ser mucho más precavido con la seguridad ya que probablemente no podrás disponer de la protección de las autoridades de seguridad y orden del Estado, por lo que se sugiere diseñar planes de vigilancia con tu grupo familiar o con los vecinos de confianza. De igual forma, es imperioso que tú y tus familiares aptos tengais conocimientos y habilidades de defensa personal por si llegan a ser necesarios.

    El botiquín medico de nuestro refugio en los preparativos para tres meses debe ser ampliado con medicamentos, suministros para el control y la limpieza de heridas tales como antisépticos, vendas, esparadrapos y apósitos y debemos hallar la forma de realizar un tratamiento y control adecuado de los residuos y desperdicios para prevenir enfermedades y plagas.

    Por último, si estas concibiendo un Nivel III de preparación, te recomendamos guardar algunos objetos de valor o artículos que pueda ser intercambiables para tener el poder adquisitivo que te permita obtener otros recursos y artículos, pueden variar en cualquier situación, pero cualquier elemento de comodidad puede ser usado para ello.

  • Nivel IV de Preparación

    El nivel de preparación más longevo es el Nivel IV, ya que, en este caso, nos estamos preparando para una crisis, catástrofe o emergencia que durara alrededor de un año. Prepararse para sobrevivir un año implica adaptarse a una nueva forma de vida aceptando las bajas posibilidades de volver a la vida normal que conocemos.

    El cuarto nivel de preparación supone no solo almacenar suministros para la supervivencia durante un periodo de tiempo estimado como en los niveles anteriores, sino que además debemos prepararnos con herramientas, instrumentos y materiales que nos permitan crear, producir y construir para adaptarnos a la nueva vida.

    A las recomendaciones y suministros que anteriormente se explicaron en los niveles ya descritos debemos añadir lo siguiente:

    • Semillas para la siembra de alimentos.
    • Sistemas que nos permitan aprovechar la energía renovable.
    • Animales que nos puedan suministrar carne, huevo, leche, etc.
    • Terrenos donde podamos sembrar nuestros alimentos.
    • Dominar las habilidades de cultivo y crianza de animales.
    • Aprender primeros auxilios y medicina básica.
    • Dominar habilidades de oficios básicos como electricista, carpintería, fontanería, etc.
    • Aprender técnicas básicas de reparación.
    • Fomentar la formación de una comunidad de cooperación.
    • Control acorde de desperdicios y residuos.
    • Sistemas de potabilización de agua a largo plazo.

    Hay muchas circunstancias en las cuales se puede requerir el Nivel IV de preparación tales como en los conflictos bélicos, guerras, fenómenos naturales devastadores como tsunamis, terremotos, etc.; por lo que, si bien parece un poco exagerado este tipo de planes de preparación, te garantizamos que cuando se presenten este tipo de situaciones te sentirás muy agradecido por haberte preparado de forma adecuada.