• "Mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo".
  • ¿Qué debes saber?

  • Los preparacionistas creen en sus habilidades para cuidarse a sí mismos y a sus familias físicas, mental y emocionalmente. Un prepper sabe que existen posibles amenazas por todas partes, y tiene sentido estar lo más preparado posible para enfrentarse a posibles emergencias. Las familias con conocimientos esenciales para emergencias estarán mucho mejor en situaciones de amenaza que aquellas que ignoran las posibilidades de que las emergencias pueden, y con frecuencia lo hacen, aparecer cuando menos se espera.

  • Saber para qué prepararse

    El preparacionista novato puede ver tentador prepararse para todo tipo de desastres, desde ataques terroristas, terremotos, tornados, pandemias, desobediencia civil, ataques nucleares u otras situaciones graves. Sin embargo, este enfoque puede salirse rápidamente de control, por culpa de presupuestos desorbitados, capacidad de almacenamiento, control del inventario y otros factores distintos. Un mejor rumbo es evaluar los riesgos más probables en el área de cada persona y los que más probablemente puedan afectar a su situación personal.

  • Un buen lugar para comenzar es explorar webs de preparación para saber que emergencias pueden darse en tu zona, no es lo mismo vivir en la costa que estar a cientos de kilómetros en el interior de tierra firme. Haz una lista realizando una evaluación personal de los riesgos potenciales, como:

    • Vivir en un área remota y quedar sin alimentos o combustible cuando ocurre un desastre.
    • Vivir en una parte de la ciudad que puede volverse peligrosa en situaciones de emergencia debido al mayor riesgo de ataques terroristas, guerra de pandillas o actividades ilícitas.
    • Pérdida de ingresos cuando se pierde un trabajo debido a eventos catastróficos.

    Independientemente de los riesgos potenciales, el primer uso de los presupuestos de preparación debe ser la compra de suministros necesarios como alimentos, agua y recursos de primeros auxilios. Después, se pueden revisar los riesgos identificados y hacer planes para hacer frente a las situaciones de emergencia más probables. A muchos preparadores encuentran útil recordar que no todas las personas responderán de manera civilizada y amable en tiempos de caos e incertidumbre.

  • Todas las instrucciones de supervivencia, mapas, manuales médicos y demás elementos que suelen estar en papel pueden guardarse en un pendrive, ocupando así muy poco espacio.
  • Preparándose para quedarte o salir (bug in o bug out)

    Los preparacionistas bien pertrechados almacenan suministros de emergencia para sobrevivir en su hogar, además de estar preparados para coger lo necesario e irse cuando hay una necesidad de evacuar la casa por una emergencia. Para la mayoría, la disponibilidad de suministros almacenados en el hogar hace que el bugging in sea la opción preferida.

    Esto significa que inicialmente se debe dar prioridad al almacenamiento de los suministros necesarios para permanecer en el hogar en situaciones de emergencia, con quizás algunos suministros básicos a mano en caso de que se requiera una evacuación. Cuando los suministros para el hogar están en su lugar, se puede prestar atención a la creación del suministro completo.

  • Preparación y manejo de emergencias

    Recoger los suministros de supervivencia necesarios es, por supuesto, esencial. Sin embargo, es igualmente importante la capacidad de usar estos suministros de manera adecuada. Por ejemplo, tómate el tiempo para aprender a usar una radio de emergencia o una brújula. Mucha gente no ha tenido la oportunidad de estar en grupos scout o de supervivencia, y mucho menos, ya de adulto, tener entrenamiento militar donde te enseñan técnicas básicas de supervivencia. Estos conocimientos si son adquiridos de pequeños pueden dar pie a un seguimiento lógico de cómo actuar en una situación de emergencia.

    Intercambie conocimientos y habilidades con personas de ideas afines en la comunidad. Sepa cómo evaluar los desastres inminentes y evacue a tiempo si ese es el mejor enfoque para la supervivencia, siempre dentro de la legalidad, si se recomienda desde el Gobierno estar en casa o evacuar hagan caso. Estar preparado con todos los elementos esenciales de emergencia es la mejor ruta hacia la seguridad del prepper y su familia.

  • Suministros de emergencia esenciales

    Antes de realizar compras de supervivencia, investiga y planifica los requisitos fundamentales para satisfacer las necesidades básicas de agua, alimentos, ropa y vivienda, y luego agrega elementos opcionales. Los elementos básicos del desastre deberían ser suficientes para mantener a los miembros de la familia durante al menos diez días, y muchos preparadores tienen respaldos que les permiten lidiar con períodos mucho más largos. Decide por cuánto tiempo se preparará un período y luego:

    • Almacena al menos dos litros de agua por persona por día, más si están involucrados ancianos, enfermos o niños; identificar otras fuentes de agua en el hogar y almacenar filtros de agua para usar con agua no potable.
    • Usa una calculadora de alimentos para determinar cuánta comida se necesitará en base a 2000 calorías por día por adulto y 1500 por día por niño; investigar qué almacenar, cómo almacenar y cuándo cambiar el inventario; los productos congelados, deshidratados y enlatados tienen la vida útil más larga.
    • Preparar suministros médicos de emergencia; revisa los manuales de primeros auxilios y los recursos en línea para determinar qué suministros y artículos se necesitan; tener en cuenta los medicamentos recetados.
    • Prepara una bolsa básica de 72 horas para acelerar la evacuación de emergencia si es necesario.
    • Ten a mano herramientas esenciales de supervivencia, incluidos artículos para cazar, comunicarse, navegar, cortar y cavar.
    • Invierte en una radio de buena calidad que funcione tanto con manivela como con batería.
    • Asegúrate de que el área de supervivencia del hogar sea autosuficiente para calefacción, cocina y saneamiento.
    • Evaluar los requisitos para armas defensivas.