• "Mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo".
  • Alimentos de larga duración y como conservarlos

  • Todo preparacionista o persona que se encuentra preparándose para una eventual catástrofe u situación de emergencia debe priorizar el ámbito alimenticio, ya que, a pesar de poseer las herramientas y las habilidades de supervivencia necesarias para dichos sucesos, de nada servirán esos equipos y conocimientos sino tenemos la alimentación apropiada para sobrevivir.

    La nutrición es una de las prioridades al igual que la hidratación en lo que respecta a la supervivencia de un individuo en determinadas circunstancias. Para saber la cantidad de alimentos que debemos almacenar en caso de emergencia tenemos que evaluar tanto el numero personas que integran el plan de emergencia, la cantidad de días semanas o meses para los que nos prepararemos y la capacidad económica que tenemos para crear nuestras reservas.

    En este artículo revisaremos cuales son los detalles a tener en cuenta en lo que respecta a los alimentos que conformaran nuestras reservas de almacenamiento para emergencias teniendo en cuenta que los alimentos más recomendados son de larga duración.

  • Alimentos naturales de larga duración

    • Agua: Es quizás el alimento de mayor duración que existe, sin embargo, esta puede ser alterada si se desarrollan en la misma microorganismos como bacterias y parásitos, por lo que conviene almacenarla en contenedores herméticos protegidos de la luz.
    • Azúcar: Cuando la azúcar se encuentra empacada en buenas condiciones, y además está protegida de la humedad y las altas temperaturas, esta puede durar muchos años.
    • Sal: Al igual que la azúcar, empaquetada de forma correcta no caduca nunca.
    • Miel: La miel envasada de forma hermética y protegida de la luz dura muchas décadas, no obstante, con el tiempo puede endurecerse lo que se soluciona fácilmente al calentarla y licuarla.
    • Pasta: El moho es el principal enemigo en la conservación de la pasta, por lo que si protegemos este alimento de la humedad y la luz solar puede conservarse sin problemas durante años.
    • Arroz: Si vas a conservar arroz, además de las medidas anteriormente descritas (humedad y temperatura) que te ayudaran preservarlo por un par de décadas, te recomendamos que conserves arroz natural y no transgénico ya que este no puede ser cultivado
    • Trigo y cereales semejantes: Resulta mejor conservar el trigo en grano al igual que otros cereales en grano que en harinas. Proteger el mismo de la temperatura, luz y humedad garantiza una conservación de años.
    • Frutos secos: Manteniéndolos en su cascara los frutos secos se conservan apropiadamente, sin embargo, si ya están pelados deben ser protegidos en envases o contenedores herméticos.
    • Legumbres secas: Mientras más secos tengamos las legumbres, ya sea judías, lentejas o garbanzos, estas pueden llegar a durar hasta cinco o más años.
    • Aceite: El mejor aceite para conservar es el de oliva, el cual si protegemos de forma hermética de la luz solar puede durar más de cinco años.
  • Alimentos industriales de larga duración

    • Latas de pescado: Lo bueno de los alimentos industriales de larga duración es que las latas nos indican y garantizan el tiempo específico que duran dichos alimentos y nos recomiendan la forma de conservarlos. Las anchoas y las sardinas son los enlatados de mayor duración ya se les agrega grandes cantidades sal que inhiben el crecimiento de cualquier tipo de bacteria.
    • Latas de carnes: Las carnes enlatadas representan una excelente opción para nuestra despensa de emergencia ya que aportan una valiosa cantidad de proteínas.
    • Latas de verdura: Afortunadamente el mercado nos ofrece muchas verduras enlatadas de larga duración que de otra forma serian imposible preservar o conservar ya que los vegetales suelen deteriorarse rápidamente.
  • Articulos relacionados sobre Alimentos

  • Métodos caseros de conservación caseros

    • Salazones: La sal se emplea para bloquear el crecimiento y proliferación de microorganismos, especialmente las bacterias. Pare realizar este método solo tendremos que cubrir de sal tiras de carne o pescado crudo, dejarlos secar y una vez listos se apilan entre si las tiras con una fina capa de sal.
    • En Vinagre: Una de las sustancias útiles para la preservación de los alimentos tanto a nivel industrial como casero es el ácido acético o vinagre. Muchos alimentos naturales como ajos, zanahorias, aceitunas, berenjenas, pepinos, cebollas o hasta pescado pueden ser conservados en contenedores llenos de vinagre.
    • En Aceite: El aceite vegetal puede ser útil para prevenir que los alimentos se oxiden por el aire ya que aíslan los mismos del contacto con el aire, no obstante, para que sea efectivo este método de conservación el aceite también ser protegido del aire.
    • Al Escabeche: Esta técnica consiste en cocinar los alimentos en vinagre con especias al gusto. Una vez se ha enfriado el alimento se cubre el mismo con escabeche el cual es un caldo obtenido al mezclar una parte de vinagre, una parte de vino blanco y dos de aceite. Este método sirve para preservar aves, mariscos y pescado.
    • Al Vacío: Existen maquinas que extraen todo el aire de un alimento empacado, lo cual resulta útil ya que se sellan al vacío y por ende no pueden ser oxidados por efecto del aire.
    • Deshidratados: Un método antiguo y que todavía continúa siendo muy utilizado es secar y extraer toda el agua de los alimentos, sobre todo frutas, carnes y pescado estirando los mismos en una piedra o superficie inclinada al sol.
    • Liofilizados: Este método es más especializado y no es tan accesible ya que lo realiza un equipo especial el cual congela el alimento para posteriormente desecarlo al vacío con cambios bruscos de temperatura desde menos cero grados hasta treinta grados. Es un medo empleado para conservar café, sopa, frutas. Los alimentos liofilizados deben ser hidratados para su consumo.
    • Ahumados: Es un método que ofrece un sabor particular a los alimentos, aunque puede llegar a ser peligroso a largo plazo ya se sabe que las comidas ahumadas o carbonizadas incrementan el riesgo de padecer cáncer de estómago. Para ahumar un alimento basta con hacer tiras del mismo y ponerlas sobre una madera que emita poca resina y encender fuego de forma que el humo generado por la madera pueda deshacerse de los microorganismos contenidos en los alimentos.
  • Alimentos para sobrevivir a una catástrofe

  • En el momento en el que se presente un desastre natural, una guerra o cualquier tipo de catástrofes, inmediatamente las personas se verán tentadas a acudir a los supermercados y tiendas de alimentos para adquirir grandes cantidades de suministros alimenticios, por lo que en pocas horas se iniciara un desabastecimiento importante de los alimentos.

    Casi todas las tiendas y supermercados de gran envergadura cuentan con suministros solo para tres días en caso de afrontar una situación de emergencia, por ello, es muy probable que dado a la gran cantidad de personas que querrán abastecerse no tengamos la posibilidad de llenar la despensa de nuestra vivienda o refugio, por lo que resulta importante tener una reserva de alimentos de larga duración en el hogar para encontrarnos totalmente preparados en caso de que se presenten este tipo de crisis.

    Cuando nos disponemos a preparar nuestra despensa de suministros alimenticios en caso de catástrofes o para situaciones de supervivencia, debemos tener en cuenta que los alimentos que elijamos deben ser de larga duración para que puedan durar todo el periodo de crisis, deben poder ser resguardados en condiciones ambientales sin que requieran refrigeración o congelación y además deben poder ser preparados de forma sencilla para evitar los gastos de suministros y combustible.

  • Tiempo de caducidad de los alimentos

    Una de los aspectos más influyentes al momento de seleccionar alimentos para que formen parte de los suministros de nuestro refugio en caso de catástrofe es la fecha de caducidad de los mismos. Aunque no lo creas muchos alimentos pueden ser consumidos incluso cuando han excedido la fecha estipulada en el empaque de caducidad sin que esto genere problemas para la salud.

    Entre los alimentos que aún puede ser utilizados pasada la fecha de vencimiento o caducidad se encuentra el arroz, los cereales, los productos de bollería que no posean cremas, galletas y conservas. Se recomienda no consumir los mismos si visualizamos cambios en el color, olor y textura de los mismos ya que esto si genera sospecha sobre la viabilidad de los alimentos.

    Ahora bien, existen ciertos productos alimenticios que carecen de fecha de caducidad, como lo son los vinagres, vinos, miel, jamones curados y las bebidas alcohólicas. Una de las formas de prolongar la vida útil de los alimentos es añadiendo a los mismos grandes cantidades de sal o azúcar, por ello, los alimentos preparados en forma de mermelada, conserva o salazones pueden durar durante muchos años manteniendo sus sabores y el aporte calórico propio de estos alimentos.

  • Factores que influyen al elegir los alimentos para la supervivencia

    El ser humano ha vivido a lo largo de la historia diversas situaciones de crisis que han puesto en peligro sus reservas de alimentos, por lo que afortunadamente nuestros antepasados han diseñado formas simples de preservar los alimentos como lo es salar las carnes y pescados, ahumarlos o conservarlos en aceite o vinagre. Otra manera de preservar los alimentos es guardando los mismos en envases al vacío, ya que de esta forma se reduce la cantidad de oxigeno que posee el paquete del alimento el cual oxida y daña los mismos.

    De igual forma, es recomendable guarde en tus reservas ciertos alimentos que en situaciones de crisis pueden llegar a convertirse en objetos muy valiosos como lo es el café, con el cual podrás conseguir diversos beneficios a través de trueques.

    Es importante tener en cuenta las recomendaciones destinadas a evitar la fatiga alimentaria, la cual es el rechazo a cierto alimento dado al alto consumo del mismo. Este problema suele presentarse en los niños y adultos mayores del grupo de supervivencia o de la familia, sin embargo, incluso los preppers con mejor preparación mental y psicológica pueden padecer de este problema, por ello, te recomendamos que guardes pequeñas reservas de “caprichos” alimenticios tales como chocolates, gaseosas o dulces para variar un poco el menú habitual en situaciones de supervivencia.

  • Alimentos indispensables para la supervivencia:

    • Arroz: El arroz almacenado de forma apropiada en condiciones donde se evite la humedad y las variaciones de temperatura puede durar una gran cantidad de años. Este alimento natural contiene tanto carbohidratos, minerales como hierro y calcio, vitaminas otros componentes nutricionales.
    • Legumbre: Las legumbres no poseen de caducidad si se preservan de manera adecuada, siendo el único inconveniente que mientras más pase el tiempo se requerirá más tiempo para cocinarse. Aportan muchas vitaminas y proteínas esenciales, además de minerales como el potasio, hierro y el fosforo. Son económicamente muy accesibles ya que representan uno de los alimentos más baratos del mercado.
    • Pasta: Si bien no es un alimento que aporte muchas proteínas, la pasta es una fuente calórica muy útil ya que aporta una gran cantidad de hidratos de carbono que el cuerpo convierte en energía rápidamente.
    • Maíz: El maíz en su presentación como harina posee un periodo de vida útil muy limitado, incluso bajo condiciones de adecuado almacenamiento, por ello muchas personas prefieren la harina de trigo. No obstante, la harina de trigo contiene gluten lo que puede llegar a ser un gran problema para los preppers celiacos, por lo que la harina de maíz puede ser concebida como una alternativa en estos casos.
    • Frutos secos: Todos los frutos secos son ricos en vitaminas, grasas, minerales y proteínas por lo que representan una fuente muy completa de elementos esenciales para la nutrición. De igual forma, es bien sabido que los frutos secos son estimulantes naturales de la secreción de los elementos químicos que controlan la sensación de hambre y saciedad de nuestro organismo, por lo que con pequeñas proporciones de frutos secos podemos obtener beneficios nutritivos y saciar rápidamente el apetito.
    • Embutidos y enlatados: Los embutidos curados alimentos comercializados con un gran periodo de vida útil que podemos adquirir en los supermercados. En este rubro podemos encontrar desde jamones, chorizos, bacón, longanizas, lomo, etc. Son alimentos con grandes cantidades de proteína, zinc, fosforo, hierro y vitaminas de la clase B como la vitamina B12. Por su parte, los enlatados cuentan con una fecha de caducidad muy prolongada y podemos encontrar desde carnes, verduras y pescado enlatado, sin embargo, es necesario recordar que si guardaremos este tipo de producto en nuestra despensa debemos añadir a nuestras herramientas de supervivencia un abrelatas.