• "Mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo".
  • ¿Cómo se prepara el pan casero?

  • El pan es un alimento presente en casi todas las culturas, por lo que saber cómo prepararlo es esencial cuando se está decidido a sobrevivir sin ayuda. Eso si los resultados mejoran con la práctica y se deben tener a la mano los ingredientes necesarios para elaborarlo.

    como hacer panEl pan es un alimento que sacia el hambre, razón por la que se ha llamado no sin razón el alimento de la guerra. La humanidad ha sobrevivido a periodos de hambruna a fuerza de ingerirlo, no en vano la principal oración de los católicos dice “danos señor el pan nuestro de cada día”. Su presencia acompaña cada una de las comidas del día, pues nunca falta a la hora del desayuno, donde es por norma general el protagonista, y también está presente a la hora de la comida y de la cena.

    No menos importante son los beneficios de prepararlo en forma casera, pues no solo se ahorra algo de dinero, que siempre viene bien a la economía familiar, sino que además te aseguras de ingerir un producto completamente natural, sin conservantes y que además te durará en perfecto estado durante un mayor tiempo que el de fabricación industrial.

    También puedes hacer todo tipo de variantes, añadirle azúcar para comer en la merienda o ponerle especies como el orégano y el romero, añadirle queso, aceite de oliva, nueces, pasas, zanahoria, avena  y hasta aceitunas, al momento de prepararlo. Tal vez es por esto que nunca nos cansamos de comer pan.

    ¿Qué necesitas? pues mucho menos de lo que imaginas.

    • Harina
    • Levadura
    • Agua
    • Sal

    Todos estos productos se consiguen con facilidad en cualquier supermercado y si acaso allí no consiguieses la levadura, lo cual es difícil,  con seguridad la encontrarás en la panadería de tu zona.

    Por menos de 80 centimos de euro puedes preparar un pan de un kilo de harina, o dos de medio kilo de acuerdo a lo que mejor se ajuste al tamaño del grupo familiar.

    Hacer de la preparación del pan casero una tarea habitual es una forma fácil de llevar a la mesa un producto de calidad con tan solo un poquito de trabajo y de horno. Además estarás practicando hasta convertirte en todo un panadero, capaz de cubrir las necesidades de la familia en caso de un desastre.

    Pongámonos manos a la obra y para ello comencemos por las proporciones correctas de cada ingrediente. Necesitaremos:

    • ½ kilo de harina de trigo
    • 1 cucharada rasera de sal
    • 1 cucharadita de azúcar
    • 300 ml de agua
    • 50 gramos de levadura de panadería

    El procedimiento que explicaremos a continuación es el necesario para elaborar el que se conoce como pan de fermento rápido, es decir el que no requiere de emplear demasiado tiempo dejando levar la masa mediante el reposo. A medida que agarres práctica podrás intentar elaborar otros de mayor dificultad.

    El primer paso es poner a calentar el horno a 50 grados.

    A continuación entibiamos el agua para luego disolver la levadura y agregar el azúcar y una cucharada de harina. De este modo se acelera el fermento. Dejaremos  reposar por un instante esta mezcla y al cabo de algunos minutos verás que se ha espesado y se han formado algunas burbujas

    En la encimera bien limpia colocamos la harina en forma de volcán o si lo prefieres también puedes utilizar un bowl, y le añadiremos la sal. A continuación se agrega el fermento y con una paleta o cuchara de madera comenzamos a mezclar. Cuando ya sea manejable podemos amasar con las manos y sabremos que ha alcanzado el punto cuando se despegue de los dedos sin dificultad y nos permita hacer un bollo

    La cantidad de tiempo necesario para conseguirlo te la irá dando la práctica. Otras preparaciones incluyen un amasado en varias tandas con periodos de amasado y de reposo que se alternan, en este caso no será necesario.

    Colocaremos el bollo en el centro de una bandeja de horno que ha sido previamente enharinada. Le haremos una cortes que pueden ser paralelos o en forma de cruz, le espolvoreamos algo de harina y ya está listo para introducirlo en el horno.

    Si deseamos conseguir una masa elástica colocaremos también en el interior del horno, un recipiente con un poquito de agua para generar humedad.

    Por la ventanilla del horno vamos vigilando el crecimiento del pan. Es muy importante no abrir el horno en ningún momento. Al observar que el bollo ha aumentado su volumen al doble, colocamos la temperatura a 180 º para iniciar la cocción propiamente dicha. Por lo general el pan estará listo luego de unos 50 minutos, pero como ello depende de cada horno, lo mejor es fiarse del color de la corteza y sacarlo cuando haya alcanzado un color como el de un café con leche claro.

    La práctica te irá dando la experiencia en cuanto al punto ideal de horneado.

    Como te habrás dado cuenta el proceso es realmente sencillo y los beneficios muchos. El olor del horneado y la felicidad al verlo sobre la mesa serán la mayor recompensa y además estarás adquiriendo una de las habilidades que todo preparacionista debe tener. Preparar su alimentación por si mismo.

  • Artículos Relacionados

  • 7 maneras de purificar el agua

    El agua es el elixir vital que mantiene vivos a nuestros cuerpos humanos sorprendentemente frágiles. Sin refugio ni comida, una persona puede sobrevivir bastante tiempo, pero solo tres días sin agua nos matarán a la [...]

    Leer mas

    Cómo hacer alimentos deshidratados

    Una de las mejores formas de conservar los alimentos para el almacenamiento a largo plazo es la deshidratación. Los alimentos almacenados en preparación para emergencias generalmente incluyen una buena selección de [...]

    Leer mas

    Como evitar que descubran que eres un prepper

    Muchos preparacionistas se preguntan si han despertado la curiosidad en sus vecinos. La razón es que de ser ello cierto, probablemente se dediquen a observar sus  idas y venidas, buscando algo que les dé una pista [...]

    Leer mas