• "Mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo".
  • ¿Sabes cómo mantenerte caliente en invierno?

  • A lo largo de este texto te diremos todo lo que necesitas hacer para mantenerte caliente en invierno. Quizás muchas cosas ya las conozcas, pero tal vez otras te parecerán ideas geniales  en las que ni siquiera habías pensado.

    ¿Sabías por ejemplo que el calor se pierde principalmente por los pies y la cabeza? Pues si no habías reparado en ello asegúrate de contar con una buena gorra, boina o lo que se te antoje, calcetines de invierno y unos buenos zapatos, además de la clásica ropa de abrigo como las bufandas, chaquetas y guantes…

    Otra forma de resguardarte del frio en invierno es conseguir una botella de agua caliente y meterla bajo las mantas de la cama antes de acostarte, o cuando miras la tele bajo la mantita del sofá. Es un viejo truco pero súper efectivo cuando el frio es extremo.

    Claro que tener un buen sistema de calefacción es lo ideal cuando estas dentro de tu casa y si puedes regularlo a tu antojo desde la comodidad del sillón o de la cama pues mucho mejor.

    Instalar cortinas térmicas es una buena solución, pues de ese modo podrás mantener el calor por más tiempo en tu habitación, o en cualquier otro ambiente, tan solo abriéndolas durante el día para que entre el sol y caliente el lugar y cerrándolas en la noche.

    Hay estudios que han revelado que mediante las cortinas térmicas se logra una eficacia del 25% en la retención del calor y que también se disminuye el ingrese de frio, cuando las ventanas no son muy herméticas.

    Si tus ventanas y puertas tienen alguna grieta o no están muy bien selladas, coloca cinta aislante en sus bordes y ten por seguro que no entrarán las corrientes de aire ni se escapará el calor

    Para mantenerse caliente en época de frio no hay como hacer un poquito de actividad física. Tu peor enemigo será el mantenerte estático durante mucho tiempo. No tiene que ser una exigente rutina de ejercicios, tan solo algo de movimiento para activar la circulación con lo que se incrementa el calor corporal.

    Antes de la llegada del invierno solicita un servicio técnico para que revisen el estado del sistema de calefacción, así podrás asegurarte de mantenerte caliente al estar dentro de casa.

    La forma más antigua de mantenerse caliente cuando hace frio es tapándose con una o varias mantas y pese a la tecnología hoy en día sigue vigente.

    El tomar bebidas calientes también tiene un efecto increíblemente beneficioso para hacer entrar el cuerpo en calor.  Una limonada caliente endulzada con miel es mucho más beneficiosa de los que supones, pues no solo te proporcionará una disminución instantánea de la sensación de frio, sino que además actuará como un potente defensor contra los microbios y las infecciones. La miel además tiene otra propiedad y es mantener a raya el envejecimiento, por su alto contenido de antioxidantes.

    Prepara una taza con agua caliente, endulza con una cucharada de miel con y agrega un chorrito de zumo de limón.

    La cebolla y el ajo son también dos potentes  alimentos reconocidos por sus propiedades nutricionales y específicamente por su capacidad para contrarrestar los efectos de los virus y las bacterias en el organismo.

    Consumir una sopa de ajo y cebolla es la mejor forma de prevenir los catarros y las gripes que suelen aparecer en el invierno. También es la manera ideal de llenarse de una gran cantidad de minerales y compuestos saludables como el potasio y  los flavonoides, a la vez que se disfruta de un excelente sabor y se ayuda al organismo a entrar en calor. A continuación compartimos una clásica receta; fácil de preparar, sabrosa y súper beneficiosa.

    Ingredientes

    1 cebolla mediana
    1 cabeza de ajo
    3 ramitas de perejil
    1 patata
    2 hojas de laurel
    1 poco de jengibre rallado
    media cucharada de orégano seco o una ramita fresca
    2 cucharadas de un buen aceite de oliva.

    Sal al gusto

    Modo de preparación: 

    Pelar la cebolla y cortara en juliana. Pelar los ajos y rallarlos  junto con el jengibre o picarlos muy finamente Rallar la patata. Llenar una olla con aproximadamente 3 tazas de agua e introducir los ingredientes picados, la ramita de orégano, la sal  y el laurel. Tapar y poner al fuego hasta que los vegetales se hayan cocido. Apagar la llama y agregar el aceite de oliva y el perejil.

    Si quieres dormir como un bebe y mantener tus defensas altas, tómala antes de irte a la cama y después de tomar un baño caliente.

  • Artículos Relacionados

  • Carne seca, alimento esencial para lograr la supervivencia

    Contar con una proteína de alto valor nutricional, preparada para durar mucho tiempo y que se pueda trasladar sin complicaciones, es lo que persigue todo preparacionista. La cecina es el producto ideal, pues es carne [...]

    Leer mas

    Como preparar sopas portatiles en casos de emergencia

    La sopa portátil era la versión de los alimentos deshidratados del siglo XVIII. Muchos lo consideraron raciones de emergencia, mientras que otros lo usaron casi a diario como base para recetas o como comida. Lewis de [...]

    Leer mas

    Consejos para comprar ganado

    El otoño suele ser el mejor momento para comprar ganado. Los precios tienden a caer porque los agricultores y los criadores no quieren soportar el gasto o el trabajo extra de pasar el invierno. Busque “vacas de [...]

    Leer mas